Caminos y vialidades

 

Ratio: 4 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Inactive
 

Guía para la correcta operación y mantenimiento de una pavimentadora.

 

ÍNDICE

Introducción
Planificación del trabajo. La Pavimentadora. Renglón de Libre circulación. Velocidad de pavimentado.

Carga de materia, derrame de material, angulo de ataque.
Linea de Halamiento, laminas de corte fijas, laminas cortadoras para extensiones hidraulicas.
Tecnicas operacionales de la pavimentadora. Operacion manual. Pavimentacion automatica.
Sistemas de Sensor Grado.
Aspectos a observar cuando se controle el angulo de ataque y cuando se descargue el material
Localización de imperfecciones en la superficie. Rayas y grietas.
Fin del vaciado. Principio de la elevación de carga.
Segregación. Soluciones a la segregación.
Preparación del pavimento antes de pavimentar.
Distribución del revestimiento.
Personal encargado del pavimento. Operador pavimentadora, operador renglon y teñedor.

 

 

 

Operación y Mantenimiento de una Pavimentadora

 

 

Introducción

Para alcanzar la calidad del pavimento debe hacerse un esfuerzo en conjunto entre el comprador y el vendedor. La colocación apropiada de materiales de mezcla asfáltica en caliente (Hot Mix Asphalt) es una importante relación en la serie de eventos que deben controlarse para producir un asfalto de alta calidad, carretera, pista de aterrizaje, estacionamiento y carretera de entrada.

 

El diseño de la mezcla debe ser adecuada y consistente para realizar la tarea que se quiere llevar a cabo.

 

Un buen diseño de mezcla puede llegar a ser un pavimento de calidad solo si se utilizan buenos materiales y buenos procesos. Los agregados deben estar adecuadamente secados, mezclados y revestidos, con proporciones precisas y moderadas en concordancia con el diseño de la mezcla especifica. La mezcla producida debe mantenerse no-segregada, en una masa consistente lista para ser transportada al sitio.

 

 

 

 

 

La manipulación del material y la transferencia por cualquier medio hasta el sitio de operación debe cumplirse sin la segregación de materiales en la mezcla o sin permitir el excesivo enfriamiento de los mismos. Condiciones de transporte adecuadas de la mezcla asegurarán la entrega del asfalto consistente, no segregado a la temperatura adecuada.

 

Sin el logro de estos objetivos, conjuntamente con un diseño estructural adecuado, el flujo interrumpido del HMA (asfalto de mezcla caliente), sería imposible darle a los clientes la capacidad del producto HMA que ellos esperan, sin hacer caso de que tan bien este compactada y colocada la mezcla.

 

La calidad en la colocación del HMA comienza con un plan de calidad! Muchas empresas dirían a este punto, ¿cuánto va a costarnos? ¿puedo proporcionar calidad? ¿disminuirá mi producción? Estas pueden responderse en la siguiente declaración

 

La calidad no te costará nada, ó podría costarte mucho!

 

La calidad debe comenzar desde el principio y extenderse por toda la organización. La calidad debe volverse un estilo de vida.... Un procedimiento de operación estándar para el comprador y el vendedor.

Las especificaciones requieren la colocación de HMA de calidad.

El almacenamiento, trituración y repavimentación, así como la falta de compactación y los pavimentos rugosos, pueden rápidamente transformar el beneficio a una perdida. La calidad debe ser un procedimiento estandarizado de operación con el propósito de que el HMA continúe siendo el material de pavimentación preferido en el mundo.

 

Planificación del Trabajo

 

La planificación es una de las más efectivas herramientas que la contratista puede emplear para adquirir y mantener la calidad en la colocación del HMA.

 

La contratista debe obtener óptima calidad y máxima producción por cada hora trabajada, asimismo, la pavimentadora debe colocar consistentemente todo el material que le han colocado mientras mantiene la más alta calidad. Para conseguir estas metas continuamente, todas las fases del trabajo deben ser identificadas y planeadas. Algunas de las áreas que deben ser planeadas pueden identificarse así:

     

 

 Condiciones existentes de la base.

 Áreas que requieren nivelación o reparación.

 Transiciones y superlevaciones.

 Adecuada construcción del soporte de la sub-base.

 Configuración de la pavimentadora.

 Ancho del pavimentado.

 Uso de las extensiones del renglón.

 Uso de las extensiones de la barrena.

 Uso de las extensiones del tunel de la barrena.

 Automatización ( grados y/o pendiente )

 Uso y duración de la referencia móvil.

 Uso de la cinta transportadora.

 Uso de la zapata de unión de las juntas.

 Material descargado a la pavimentadora.

 Manejabilidad del HMA.

 Distancia de transporte.

 Condiciones de tráfico.

 Cantidad de camiones de transporte.

 Tipos de camiones de transporte.

 Especificaciones del trabajo.

 Localización de juntas transversales y longitudinales.

 Requerimientos de calidad.

 Especificaciones de rugosidad.

 Uniformidad en la apariencia y textura.

 

Gracias a reconocer y planificar los parámetros del trabajo, la contratista puede planear efectivamente cada fase del trabajo para lograr el balance entre las tasas de producción máximas, operaciones de costo adecuado, máximo pago por el trabajo, con el resultado final de un pavimento de HMA de calidad. 

 

La Pavimentadora.

El objetivo principal de esta publicación es tratar el efecto que la operación de la pavimentadora tiene en la calidad del pavimento HMA. Las siguientes secciones hablarán acerca del renglón, la velocidad de operación de la pavimentadora, la carga de material, el ángulo de ataque, la línea de halamiento y las láminas de corte.

 

Renglón de Libre Circulación

 

Las pavimentadoras emplean un renglón de libre circulación diseñado como se muestra en la figura 1. El renglón debería ser considerado como una parte completamente separada de la maquina que es remolcado tras el tractor, libre de circular hacia arriba o hacia abajo independiente del tractor.

 

Factores que afectan al Renglón

 

 

Los factores que afectan en rendimiento del renglón no son exclusivos de la pavimentadora, pueden ser originados por otras fuentes. Cada uno de los factores debe identificarse para proveer un buen entendimiento del efecto que puedan tener sobre la producción de superficie de alta calidad.

 

Velocidad del Pavimentado.

 

La velocidad del pavimentado (figura 2) es determinado por un número de diferente factores:

 

 La cantidad de HMA transportado hasta el sitio a pavimentar.

 El ancho y la profundidad de la superficie a ser colocada.

 La habilidad de compactar el HMA antes de que se haya enfriado bajo la temperatura de trabajo.

 La capacidad del equipo de colocación que es utilizado.

 

Cada uno de estos factores es tratado en detalle en la publicación de NAPA Balanceando las tasas de Producción (IS-120).

 

La operación ideal es cuando la pavimentadora se mueve a una velocidad ajustada de 80 a 90 % el tiempo de producción.

 

La mayoría de los defectos en la superficie ocurrirá en áreas donde la pavimentadora se ha detenido y luego ha seguido pavimentando.

 

Figura 2

 

 


La velocidad Constante de la Pavimentadora asegura pavimentos lisos.

 

Una superficie de la más alta calidad será resultado de mantener la pavimentadora a una velocidad constante, limitando las interrupciones en el proceso de pavimentado, haciéndolas tan cortas como sea posible. Un adecuado balance de las tasas de producción o utilizar maquinas para transportar material pueden minimizar o eliminar las paradas de la pavimentadora, si esta disponible una adecuada capacidad de transporte.

 

Aún conociendo que lo mejor es mantener la pavimentadora en movimiento a una velocidad constante, es probable que sea necesario detenerla en algún momento. Cuando sea necesario es recomendado que la pavimentadora se detenga tan rápido como se pueda, siendo constante. El mismo concepto se aplica cuando se arranca la pavimentadora. La pavimentadora debería ser acelerada tan rápido como sea posible, a la velocidad de pavimentado anterior, de nuevo siendo constante.

 

Finalmente, nunca mantenga el nivel de material en la tolva bajo el nivel de las compuertas. La tolva debería siempre tener al menos de 6 a 10 pulg (150 – 250 mm) de material. Esto ayudará a eliminar la segregación final ó la rugosidad final.

 

Post comment as a guest

Attachments

0

Artículos relacionados

Lista Ingeniería

Recibe novedades sobre Ingeniería en tu email
País *
Please wait